dissabte, 20 de gener de 2018

LA LÁMPARA DE LOS DESEOS

Erase una vez, en un pueblo pequeño, un niño que se llamaba Jorge, siempre había tenido el sueño de encontrar un tesoro alucinante.

Jorge vivía en un pueblo pequeño en mitad de unas montañas con unos campos de flores de unos colores vivos y preciosos. Junto al pueblo había un bosque espeso donde poca gente había explorado.

Jorge desde pequeño había deseado encontrar un gran tesoro y hacerse famoso. En una noche oscura decidió ir al bosque en busca de un tesoro y prometió no volver con las manos vacías.

Jorge sabía que estaba prohibido entrar al bosque porque había una cueva muy tenebrosa y rara, se adentró en el bosque y entró en la cueva. No pasó mucho miedo por que tenía una linterna y podía iluminar la cueva.

Dentro de la cueva encontró dos caminos y eligió el de la derecha. Al final del camino encontró una lámpara bastante rara. Cuando la cogió, se abrió el suelo y cayó.

Cuando se levantó, se encontró en una sala donde en la pared ponía "si respondes a la pregunta" te puedes llevar el tesoro, pero si fallas te quedarás aquí para siempre, Jorge leyó la pregunta y respondió.

Después se abrió una puerta de una habitación donde en su interior se encontraba otra lámpara, esta de oro, Jorge cogió la lámpara y de repente salió un genio que le dijo que podía conceder deseos.

Cuando dijo eso el genio aparecieron unos escorpiones que querían pinchar a Jorge, Jorge cogió su linterna y ahuyento a los escorpiones. Después cogió la lámpara y decidió destruirla anque fuera su sueño.

Jorge salió de la cueva corriendo con la lámpara, llegó a un barranco cerca de las montañas. Tenia que tirar la lámpara porque si la dejaba en la cueva otras personas la podían coger y pedir deseos malos y tiró la lámpara.

Jorge no pudo encontrar ningun tesoro pero al menos destruyó algo que podía haber sido fatal.

FIN

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per deixar el teu comentari !