dilluns, 22 de gener de 2018

EL HOMBRE LOBO

EL  HOMBRE LOBO

Había una vez un niño corriente como todo el mundo que se llamaba Tomás, todos los días se levantaba a las 8 en punto, iba al colegio, volvía del colegio a hacer  los deberes y dormir. Así  durante 5 días hasta que llegaba el fin de semana.
Tomás vivia en una finca grande en Málaga, tenía 9 años, íba a cuarto de primaria en el colegio de su barrio,a 100 metros  de su casa. Su colegio se llamaba  Mister Ran, era un colegiopequeño con 100 alumnozs amb . A él le encantaba su colegio, porque tenía muchos amigos y le gustaba mucho hacer carreras con ellos.

Pero un sabado  estaba llegando a su casa, perque había ido a casa de su  amigo Tim y escuchó una cosa estraña y dijo:
-¿Que és ese ruido?, da igual seguro que es un gato.
Pero no era eso, era un hombre lobo.
Muy sigiloso el lobo se acercó a Tomás y le mordió, Tomás gritó:
-Auch, que es eso?
Tomás se girór y vió una sombra extraña se iba corriendo a cuatro patas.
Se miró el brazo y llevaba un mordisco. Él no sabía si era un perro, un lobo o yo que se, pero, eso si, se llevo  una buena mordedura de algún mamífero terrestre.
Se fue a su casa pensando que no era nada, pero nada de eso, había sido el hombre lobo más fuertes de todos los hombres lobos.
Os estareis preguntando por el pobre Tomás con su mordisco, pues estaba en su casa sentado en el sofá pensando en lo que había pasado, aquella noche
Tomás se fue a dormir porque estaba un poco asustado.
Al día siguiente la herida ya se le había curado, él no entendia nada, pensó que estaba soñando, se pellizcó en la cara pero no se despertó, porque no era un sueño...
Notó que le estaban creciendo pelos por todo el cuerpo. Primero pensó que estaba madurando pero no era eso si no que se estaba transformando en hombre lobo, los colmillos se le ponían más afilados.
No sabía si contarselo a alguien. Al final se lo contó a alguien muy especial, su mejor amigo Alex, quien, por cierto, no sabía nada del tema, hasta que Tomás se lo contó, Alex, al principio, creía que era una broma pero no, no era una broma era la pura verdad.
Alex le confesó que había visto un hombre lobo, aseguró que podría ser el hombre lobo que le había mordido a Tomás. Alex dijo:
-Yo se una forma de librarte de ser un hombre lobo, solo tienes que matarle.
-Y ¿Te parece poco que tenga que matar al hombre lobo más poderoso del mundo? ¿no? - Dijo Tomás
- Era una broma- respondió Alex
-Ahora nada de bromas hay que prepararse.
Alex y Tomás se fueron a preparase porque sabían que no iba a ser fácil, así que se dieron prisa.
Al día siguiente, había colegio así que la batalla sería después del cole.
La pelea fue en el bosque, pero quien iba a pensar que un niño mataría a alguien así que ,no pelearon si no que diseñaron un plan.
Investigaron y descubrieron que entre los árboles, piedras etc, había una caseta de cazadores de hombre lobo. Les contaron toda la historia, que ya llevo contandoos un buen rato. Los cazadores prometieron ayudarles y lo consiguieron.
A Tomás nunca le volvieron a salir pelos y volvió a su vida corriente. Hasta la próxima.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per deixar el teu comentari !