dimarts, 23 de gener de 2018

LAS BRUJAS GEMELAS MIRA Y MIRI.

Érase una vez dos brujas gemelas que se llamaban Mira y Miri.
Ellas dos eran muy diferentes porque  a Mira le gustaba el deporte y se le daba muy bien y a Miri le gustaba mucho la ropa. Pero entre ellas había una conexión increible, lo hacían todo juntas incluso ir al baño, siempre pensaban la una a la otra.

A ellas se le daba muy bien la escuela, ese año tenían que entrar a una escuela, ese año tenían que entrar a una academia de brujas para ser brujas de verdad!

Un sábado por la mañana les llegó
una carta que ponía:
Para Mira y Miri de la escuela de magia.
Mira y Miri se quedaron alucinadas.
- Abrelo Mira!-Le dijo Miri.
Mira lo abrió y lo leyó en voz alta:

Hola queridas aprendices somos la dirección de la escuela de magia os informamos que solo falta una plaza para entrar.

Cuando se enteraron empezaron a chillar. Su madre fue corriendo y les dijo que si no paraban de chillar nadie iría a hacer las pruebas.

Mira y Miri se fueron corriendo a sus habitaciones y hasta la hora de cenar no paraban de estudiar.

Al día siguiente Mira y Miri se levantaron muy pronto para hacer el último repaso, porque ¡era el día ! Desayunaron y se fueron con sus escobas a la academia.

Cuando llegaron se fueron a hacer las dos prubas, la primera eraescritá y la segunda cosistia en hacer un cojuro.

La primera prueba Mira sacó un cien por cien y Mira también.
La segunda prueba escogieron un conjuro de lo mas difícil pero también sacaron un cien por cien.

Unas horas después era la hora de la verdad quien se quedaba dentro y quien fuera. La directora dijo:
-Lo habéis hecho todas muy bien pero solo puede entrar una. Ha habido un empate así que serán dos nuevas aprendices, y son:
¡Mira y Miri !
Cuando escucharon eso Mira y Miri se pusieron muy contentas.

UNOS AÑOS DESPUÉS YA ERAN BRUJAS DE VERDAD


1 comentari:

Gràcies per deixar el teu comentari !