diumenge, 5 de juny de 2016

APOLO

APOLO

Apolo es el dios greco-romano de muchas cosas. Entre ellas destaca como dios de las artes, de la belleza y la protección, de la armonía y de la razón. También es el protector de los pastores, marineros y arqueros, y estaba conectado a la naturaleza. Se representaba como un hombre joven, desnudo y sin barba, a veces con un manto y con un arco y flechas o con una lira que le regaló Hermes/Mercurio.
Uno de los lugares más importantes del mundo antiguo está dedicado a Apolo, como es el Santuario de Delfos (Grecia).
Apolo es protagonista de muchas historias, entre ellas la conocida como “Apolo y Dafne”.
La historia comienza cuando Apolo se encuentra con Cupido y se burla de él por llevar un arco y flechas que dice que no se merece, que son solo dignas de un gran dios como él (Apolo), no de un pequeño niño. Cupido decide vengarse y le lanza una flecha de oro (de amor) a Apolo en el corazón, y una de plomo (de odio) a Dafne, una ninfa de la que Apolo queda locamente enamorado. Dafne no quería casarse, quería ser como Diana, la hermana gemela de Apolo.
Apolo persigue incansable a Dafne que siempre acaba escapando. Los demás dioses que sintieron compasión por Apolo, le ayudaron a atraparla. Dafne, desesperada, pide ayuda a su padre que la convierte en un árbol. Apolo como ya no podía tomarla como esposa prometió que la amaría siempre como su árbol y sus ramas coronarían la cabeza de los héroes.
Apolo utilizó sus poderes de eterna juventud para que siempre se mantuviera verde.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per deixar el teu comentari !