dimarts, 5 de novembre de 2013

28 DE DICIEMBRE


Era una noche de invierno, de luna llena y mucho frío. Samuel estaba en el bosque. Su coche se habia quedado averiado a pocos quilometros de su casa. Pretendia llegar a su casa que estaba situada cerca de el bosque,por eso estaba cruzando el bosque con su coche.
Al ver que no podia mover el coche y no podía llamar a nadie porque eran las doce de la noche empezó a caminar, que fuE lo primero que se le pasó por su cabeza logicamente.
La luna proyectaba su luz entre las ramas de los árboles y creaba formas extrañísimas, Samuel aceleró su paso. Su cabeza relacionaba las sombras con ideas negativas.
Se escuchaban ruidos muy raros: Las hojas crujÍan, los sonidos de un búho aterrorizaban un poco, el viento moviendo las ramas de los árboles y, de repente el ahullído de un lobo estremeció a Samuel. Samuel se sintió observado y se  giró: de casualidad vio la sombra de un hombre encapuchado corriendo de árbol en árbol y sin pensarselo dos veces empezó a correr.
De repente un grupo denseis enmascarados rodean a Samuel, lo alumbraron con sus linternas y digeron:
-Inocente, inocente, inocente...
Samuel reconoció las voces de los enmscarados.¡Eran sus amigos: Marta, Jose, Pole, Eva, Jesús y Laura!
Samuel dijo:
-¡ Casi me desmayo del susto! ¡Os acordareis de esta, os lo aseguro!
Samuel se fue junto a sus amigos los bromistas a la casa de campo.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per deixar el teu comentari !