dijous, 7 de novembre de 2013

La pandilla valiente

Cerca de la ciudad de Valencia decían que había una casa encantada donde vivían fantasmas, pero nadie se había atrevido a visitar el lugar. Un día un niño de Valencia pensó visitar la casa encantada para conocer a los fanatasmas porque le gustaba el peligro y era muy valiente. El niño se llamaba Vicent y tenía 12 años. Desde muy pequeño a Vicent le encantaban las brujas, los fantasmas, los monstruos y su fiesta favorita era Halloween y le gustaba mucho disfrazarse de vampiro.Él tenía un plan para que sus padres no se enteraran de la visita a la casa encantada. Había pensado levantarse de la cama por la noche y recoger a sus amigos. Cuando llegó la noche de Halloween, Vicent esperó a que sus padres estuvieran dormidos y fue a por sus amigos. Todos estaban muy nerviosos. El sitio debía dar mucho miedo pero ninguno de ellos se echó para atrás porque eran muy valientes y querían conocer a monstruos a ver si eran buenos o malos. La casa era muy grande y era difícil encontrarles. A lo largo de bastantes minutos vieron pasar a uno. La pandilla se acercaba cada vez más y de repente: ¡¡¡Boooo!!! ¡Qué susto se llevaron! Un fantasma les apareció por delante pero parecía bueno y simpático, y les preguntó si querían participar en la fiesta de Halloween que estaban celebrando; está claro que le dijeron que sí. Al final todos acabaron muy felices porque fue la mejor fiesta de Halloween que habían tenido.

Mario

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per deixar el teu comentari !