dilluns, 20 de febrer de 2017

Me molesta...

Me molesta que me ignoren. Hablarle a alguien y que no conteste o lo haga fríamente.
Me irritan las personas falsas, envidiosas, o demasiado pesimistas; hay que corregir esas cosas.
Llego a enfadarme cuando me hacen cosaquillas, y por mucho que pida que paren, no lo hacen.
Y en fin... No tengo palabras para los falsos, homófobos, machistas, o taurinos.
Llevar zapatos me es prescindible, el pie necesita respirar, y si quiero subir al sofá los pies, tardo en quitármelos.
Ir detrás en el coche me marea y ¿A quién le gusta marearse?
He llegado a pegar un grito a mitad de una comida cuando mi familia no escucha mis ideas, o les quita importancia por ser pequeña, ¡Yo también tengo cosas por decir!
Me molestan los trabajos de mis padres (incluyendo al novio de mi madre), porqué les hace pasar mucho tiempo fuera de casa, y no me gusta.
Odio que me pregunten porqué no me gusta la pizza, para gustos colores, ¿No?
Me aburre tener que cuidar de mis primos, son tres y están locos, ¡No puedo con todos a la vez!
Me irrito cuando las personas fuerzan conversaciones, por ejemplo los amigos de tus padres, empiezan a preguntar por cosas aburridas, ¿No se dan cuenta de que no quieres hablar?
Con esto también se relaciona un poco el típico "Que mayor estás", dan ganas de decir: " ¡Y tú que viejo!".
Me molesta cuando se me pega una canción y no sé cual es; he llegado a estar más de tres años preguntándole a cada nueva persona que concía si sabía cual era.
No me gusta el reggaeton, todas sus canciones son iguales.
Odio la luz exvesiva, me da dolor de cabeza.
Me irrita que me tachen de borde. ¡Yo no soy borde! ¡Soy simpática selectiva!
Me molesta no saber pronunciar palabras, casi tanto como buscar series online y no encontrarlas, (sobre todo segundas temporadas).
Y en fin... La verdad, mil cosas más.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per deixar el teu comentari !