dissabte, 16 d’abril de 2016

Mi palabra preferida

He elegido la palabra nieve, porque es una palabra muy dulce. Cuando pienso en esta palabra, me viene a la mente el color blanco; y éste color me transmite mucha paz y tranquilidad.
Cuando nieva, la mayoría de las personas, preferimos quedarnos en la cama calentitos. (Cama también es una palabra que me gusta mucho).
Al acabar la tormenta, cosas muy divertidas son: Hacer muñecos de nieve, ángeles de nieve, peleas de nieve... ¡Todo de nieve!
Durante el tiempo que nieva, sobre todo en los pueblos pequeñitos, hay mucha tranquilidad. Porque la gente se queda en casa. Al contrario, en la ciudad, siempre hay alguien fuera.
Si alguna ves que el cielo está cubierto por una nube rojiza, saca los guantes y el gorro, porque posiblemente mañana esté todo nevado. (Siempre que la temperatura alcance los 0º)
Me gustaría vivir en un país en el que nevara siempre. (O al menos alguna vez). Como por ejemplo en Nueva York. Sería muy bonito despertar en la mañana, mirar por la ventana, y que te sorprenda ver todo el paisaje completamente blanco. Pero justamente aquí en Valencia, nunca nieva.
El caso es que nieve es mi palabra preferida porque es muy especial y esconde mucha magia.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per deixar el teu comentari !