diumenge, 7 de febrer de 2016

Mis sueños

Primer y único sueño

Un hombre ha ido a casa de una amiga. Cuando va al cuarto de baño, ve un jarrón muy bonito. Lo mira, lo remira i lo vuelve a mirar, hasta que al final se le cae al suelo. Intenta esconderlo debajo del mueble en el que estaba, pero cuando viene la señora ve que allí falta algo. Se da cuenta de que es el jarrón lo que falta. Le denuncia y llama a la policía, diciendo que le había roto un jarrón que, según ella, valía millones de euros, pero en realidad era un jarrón que compró en un “todo a cien” y en el jarrón ponía “made en Filipinas”.
Ponía, porque el jarrón se destrozó en más de veinte pedazos pequeños. La policía le dijo a la mujer que trajera el jarrón y más pruebas si tenía. Esa mujer es un poco rara, porque tiene cámaras de seguridad por toda la casa, incluso en el cuarto de baño. Trajo el jarrón repintado de oro y supuestamente “valioso” a comisaria i al hombre le pusieron quince mil euros de multa. 


Tenía diez años de plazo para entregarlos. Una noche muy nublada, cuando el hombre volvía de hacer horas extra en el trabajo, oyó la voz de la señora que decía entre rayo si truenos:“¿Has pagado ya los quince mil euros?Jajajajajajaja!!!!!!!!!!!!!!!”

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per deixar el teu comentari !